Senadora Aravena explicó beneficios para micro y pequeñas empresas de proyecto de ley aprobado en el Congreso

Senadora Aravena explicó beneficios para micro y pequeñas empresas de proyecto de ley aprobado en el Congreso

Comentarios desactivados en Senadora Aravena explicó beneficios para micro y pequeñas empresas de proyecto de ley aprobado en el Congreso
senadora carmen gloria

Un importante paso, en la agenda de mayor competencia e innovación del sector financiero, se dio en el Senado luego de aprobar el proyecto que fija las Tasas de Intercambio (TI) máximas a ser cobradas por los emisores en el mercado de medios de pago a través de tarjetas de crédito, débito y prepago, una comisión que hoy fijan las propias marcas de tarjetas.

La iniciativa, que fue revisada en la Comisión de Economía, busca establecer condiciones tarifarias para contar con un mercado de tarjetas más competitivo, beneficiando a comerciantes y tarjetahabientes, pues el costo de la transacción será menor.

Al respecto, la senadora Carmen Gloria Aravena explicó que el uso de tarjetas es cada vez más frecuente en nuestro país, un cambio que se ha visto incrementado producto de la pandemia. Sin ir más lejos, la encuesta nacional de uso y preferencia del efectivo realizada por el Banco Central muestra que a fines de 2020 las tarjetas de débito desplazaron al efectivo como el método de pago preferente, consignando que, entre otras cosas el 65% de los encuestados declara usar su tarjeta de débito de manera frecuente.

En este sentido, se muestra que el uso de efectivo en ferias libres y comercio informal ha disminuido en casi 20 puntos porcentuales como medio de pago y el uso de medios electrónicos representa casi la mitad de las transacciones en el comercio minorista y almacenes.

“Con esta iniciativa se acortan brechas entre las pequeñas y las grandes empresas; la fijación de tasas máximas de intercambio tendrá un impacto positivo en las Micro, pequeñas y medianas empresas (MiPymes), pues ellas son las que mayores costos tienen que asumir, dado que las grandes empresas tienen una mejor tasa dado su volumen de venta”, sostuvo Aravena.

Asimismo, la parlamentaria añadió que: “Esta no es una discusión de élites, sino que impacta positivamente a un alto porcentaje de la población, pues a diferencia de otros países de la región, Chile cuenta con un alto índice de bancarización, que en gran medida obedece a la implementación hace algunos años de la cuenta RUT. De acuerdo a diversos actores del mercado, sólo con las tarjetas de débito, las transacciones aumentaron en un 67% durante los últimos años y de acuerdo a la Comisión para el Mercado Financiero, a junio del año pasado había un total de 42 millones 510 mil tarjetas de débito, crédito y prepago”.

En tanto, respecto de la entrada de nuevos actores y competidores al mercado de tarjetas de pago, “La nueva ley implica que este complejo mercado será más competitivo en todas sus partes pues al fijarse una tasa máxima para el emisor, la otra parte involucrada en la transacción, el procesador de la compra, se verá obligado a ofrecer tarifas más atractivas a los comercios para que los prefieran.”.

Por otra parte, es necesario indicar que el mercado de tarjetas ha sido examinado en más de una oportunidad por la autoridad, al punto que en el año 2017 el Banco Central implementó modificaciones que habilitaron la posibilidad de operar con un modelo de cuatro partes, mutando a este modelo definitivamente en 2020. Además, ya en el mismo año, el Tribunal de la Libre Competencia (TDLC) recomendó la fijación de las Tasas de Intercambio, razón por la que en junio del año pasado los senadores Harboe, Rincón, Elizalde y Durana presentaron un proyecto de ley en la materia, el que fue complementado por una indicación sustitutiva del Ejecutivo.

Finalmente, cabe señalar que la iniciativa establece que los límites a las tasas de intercambio serán determinados por un comité conformado por expertos designados por el Banco Central, la Comisión para el Mercado Financiero, la Fiscalía Nacional Económica y el Ministerio de Hacienda. Las tasas se establecerán cada 3 años y el comité sesionará cada 6 meses para evaluar si han ocurrido cambios sustantivos en el mercado de medios de pago y modificarlas en su caso.

 

 

Facebook Comments