Opinión: Importancia de la autonomía del Banco Central

Opinión: Importancia de la autonomía del Banco Central

Comentarios desactivados en Opinión: Importancia de la autonomía del Banco Central
patricio ramirez Ufro

Por Patricio Ramírez R., coordinador del Observatorio Económico y Social de la Universidad de La Frontera

El Banco Central de Chile (BCCh) fue creado en 1925, pero tuvieron que pasar 64 años para que el 10 de octubre de 1989 se instaurara su autonomía mediante su Ley Orgánica Constitucional (Ley 18.840). “El Banco Central de Chile es un organismo autónomo, de rango constitucional, de carácter técnico, con personalidad jurídica, patrimonio propio y duración indefinida” (artículo 1°). La importancia de la autonomía radica en que las decisiones adoptadas son de carácter técnico y que no tienen influencia política del Gobierno de turno, lo que a su vez permite que el BCCh pueda dedicarse a desarrollar política monetaria y centrarse en su objetivo principal que es mantener la estabilidad de la moneda controlando la inflación, evitando que su actuar esté influenciado por cuestiones políticas de corto plazo, que a la larga terminan teniendo más costos que beneficios a los países y a la población.

Cuando la autoridad monetaria recibe la autonomía, la inflación se empinaba por los 2 dígitos en torno al 20%. Entre 1980 y 1989 la inflación anual promedio de la década llegó a 20,7%. En 1989, el año en que se inicia la independencia del BCCh la inflación anual había llegado a 21,4%.

La década de los 70´ fue aún más compleja y particularmente desastrosa para Chile en términos de aumentos de precios, marcando inflaciones de 3 dígitos. Entre 1970 y 1979 el promedio anual de inflación llegó a 175%; empujada por las hiperinflaciones de los años 1972, 1973, 1974 y 1975 donde las tasas de inflación anual llegaron a 163%; 508%; 376% y 341% respectivamente. El banco central en aquel entonces no era autónomo, y se dedicaba a financiar los déficits públicos vía emisión de dinero. Dados los fuertes déficits fiscales, implicó una fuerte emisión de dinero, que luego hizo crecer la inflación a los 3 dígitos, a pesar de tener controles de precios en algunos bienes.

Luego de la autonomía, comenzó el camino hacia el control de la inflación en Chile. Entre 1990 y 1999, la inflación promedio anual llegaba a 10,8%. A solo 10 años de la autonomía, la inflación ya había bajado a la mitad. Luego, entre 2000-2009 la tasa anual de inflación bajaba significativamente para alcanzar un promedio anual de 3,3% logrando así la meta de inflación que se ubicaba en el rango 2%-4% anual. La última década, entre 2010-2019 marca una inflación anual promedio de 3,2%. A casi 32 años de la autonomía, se observa el éxito en el control de la estabilidad de los precios, lo que sugiere un valioso activo para el país y sus habitantes. Sin embargo, no deja de llamar la atención que actualmente algunos estén planteando ideas que nuestra propia historia económica muestra que han fallado, como la fijación de precios e incluso cuestionando la autonomía del BCCh.

Facebook Comments