Chile repite en el cuadro de honor mundial de la libertad económica

Chile repite en el cuadro de honor mundial de la libertad económica

Comentarios desactivados en Chile repite en el cuadro de honor mundial de la libertad económica

Chile, con una puntuación de 7,84 sobre 10, se mantiene en el grupo de los diez países con mayor libertad económica en el mundo según el Economic Freedom of the World 2014, informe que publica cada año el Instituto Fraser de Canadá. Los otros integrantes de este top ten son Hong Kong, Singapur, Nueva Zelanda, Suiza, Islas Mauricio, Emiratos Árabes Unidos, Canadá, Australia, Jordania y (empatados en el décimo) Chile y Finlandia.

 

Por detrás, vienen Reino Unido (12), Estados Unidos (12) e Irlanda (14). Más rezagados están Japón (23), Alemania (28), Noruega (30), Suecia (32) Países Bajos (34), España (51), Francia (58), Italia (79), Rusia (98), India (110) y China (115).

Llama la atención el retraso observado en algunos de los que conforman la Unión Europea: el mejor situado es Finlandia (10); Grecia (89) y Eslovenia (107) son los que puntúan más bajo. La mayoría está en posiciones intermedias.

Para aquellos que buscan seguridad ante todo, este estudio valora en 152 naciones esenciales para que estas crezcan, se desarrollen e integren al mundo, y permite a quienes los analizan desde lejos enjuiciar las posibilidades de exportar o invertir en ellos.

Beneficios de la libertad

Según los expertos de Fraser, existe una relación estrecha entre libertad económica y progreso: a mayor libertad personal mayor suele ser la calidad de vida, situación que cambia drásticamente en aquellos regímenes considerados más opresivos que limitan la libertad y las oportunidades de sus ciudadanos.

En términos globales, el promedio de libertad económica mundial en 2014 cayó ligeramente a 6,84 desde 6,87 el último año.

Las cinco áreas abordadas son: tamaño del Estado (gastos, impuestos y empresas); la estructura legal y de seguridad de los derechos a la propiedad; acceso a una moneda sana; libertad para el intercambio comercial internacional, y la regulación de tres subáreas: crédito, trabajo y los negocios.

En Iberoamérica, Chile encabeza la clasificación seguido, diez puestos más atrás, por Perú (20) y Costa Rica (23), y a una distancia mayor encontramos a Nicaragua (36), Portugal (43), Uruguay (47), Guatemala (48) y España (51). Los más rezagados son México (91), Brasil (103), Colombia (104), Bolivia (108), Ecuador (131), Argentina (149); cierra el conteo Venezuela (152).

Volviendo a Chile, es justo decir que sus mejores calificaciones en las distintas áreas consideradas las logró el año 2007. Desde entonces sus distintos registros han experimentado variaciones mínimas que lo han mantenido siempre en el grupo de los 10 primeros, incluso en la del pasado año, en que se le había asignado el lugar número 11 y luego resultó estar en el 8 entre los 152. En esta última medición se observa una libertad mayor en la subárea de crédito, con 9,3 puntos sobre 10, y la menor en regulación laboral, 5,5 puntos. En cuanto a puestos destaca en el tamaño del Estado (18), mientras que el peor lo obtuvo en regulación de negocios (150).

Margen de mejora

Entre las naciones iberoamericanas, en el primer tercio de la clasificación, aparece Perú (20), integrante de la Alianza del Pacífico, tres centroamericanos, Costa Rica (23), Nicaragua (36) y Guatemala (48), dos de Iberia, Portugal (43) y España (51) y Uruguay (47) de Mercosur.

Tres miembros de Mercosur y con una alta población, Brasil (103), Argentina (149) y Venezuela (152), junto a un integrante de la Alianza del Pacífico, Colombia (104) y dos de la Alianza Bolivariana (ALBA), Bolivia (108) y Ecuador (131), se encuentran en el último tercio del cómputo. México (91), de la Alianza del Pacífico, está en el segundo tercio.

No hay duda que queda mucho por hacer y mejorar en cada uno de los componentes de este informe. Así, los que han optado por integrarse al mundo adaptando sus instituciones públicas y privadas para facilitar e impulsar el acercamiento deberán preocuparse por estar atentos a los diferentes focos en donde la crisis económica aún anida y adoptar medidas que incentiven los intercambios y las inversiones en estos entornos. Por el contrario, los que han elegido un camino con más restricciones deberán esmerarse en ordenar sus asuntos y abrirse para no quedar aislados de los cambios positivos que están teniendo lugar por distintos lugares.

Facebook Comments